Tomalo Radio

«La pandemia de la iglesia es la falta de salud mental», admite Christine D’Clario sobre su lucha contra el suicidio

Una de las batallas más fuertes que en el mundo entero se libra actualmente es la que involucra la salud mental, una situación de la que los cristianos no están exentos, así lo afirmó la reconocida adoradora Christine D’Clario.

Desde hace tiempo D’Clario está luchando contra los pensamientos suicidas, depresión y ansiedad, lo cual ha querido reflejar con su última producción musical “Hasta Poder Ver”, en el cual ella afirma que fue “muy fuerte”.

“Este álbum, proyecto, temporada, entorno de adoración para mí tiene un depósito de sanación muy, muy fuerte”, dijo en una entrevista para The Christian Post.

“Digo eso porque el grupo de canciones que está en este proyecto en particular son las canciones que surgieron de un viaje muy arduo con la salud mental, la recuperación y la sanidad interior”, agregó.

La inspiración de sus canciones, dice ella, que son producto de conocer lo que había al final de ella misma a través de una temporada difícil; ella afirma que con mucha fuerza ella le cedió el espacio a Dios para que interviniera en su sanidad mental trayendo consigo un nuevo carácter que la quebrantó.

La cantante cristiana ha confesado de su testimonio que fue abusada sexualmente a los 5 años, a los 6 años su padre murió por causa de las adicciones además de crecer con acoso de sus cercanos por sentirse o ser diferente.

Al madurar y alcanzar parte de su madurez, ella reconoce que recibió mucha atención masculina debido a su belleza, la cual rechazó por sus mismos problemas del pasado; asimismo reveló que aun estando en la iglesia como líder de adoración “vivía una vida rota” siendo apenas una adulta joven.

“Cada vez que estaba en la universidad, llevaba una vida que era absolutamente opuesta a lo que hace un hijo de Dios porque estaba muy quebrantada”, confesó.

“Y, francamente, estaba enojada con el mundo y con Dios por todo el quebrantamiento que estaba soportando, y no tenía una salida para sanarlo, o al menos no sabía que tenía una salida para sanar eso”, añadió.

Dentro de ese tiempo vivido, ella manifestó haber vivido una “doble vida” hasta que tocó fondo puesto que los pensamientos suicidas la inundaron, pero el “momento de ir a Jesús” en 2003 le cambió la vida.

Allí, Dios le mostró que ella siempre estaba al control y cuidado de Su padre y con eso ella pudo salir del proceso duro que no le permitía vivir la vida que Cristo le había dado a través de Su sacrificio.

Aun estando adulta ha seguido en la lucha contra la depresión, la cual se hizo presente después de batallar con la infertilidad y luego de tener a sus dos hijos, con la depresión post-parto; pero ahora siendo vencedora por medio del gran poder de Dios, ella espera que muchas personas que podrían estar viviendo la misma situación que le tocó enfrentar hace años puedan encontrar la salida y la sanidad por medio del amor de Jesús.

ARTÍCULO DE INTERÉS: Fue reina de belleza, lo tuvo todo y se suicidó saltando de un edificio; Dios tenía una alternativa que ella no eligió

La adoradora también habló de cómo se maneja este tema dentro de la iglesia, en donde recalca como todo se ve afectado por el colapso de no tener una buena salud mental.

“Si tu cuerpo no está bien, tu mente no está bien, tu alma no está bien y tu espíritu no está bien… No podemos separar uno del otro. Y a veces, como cristianos, cuidamos muy, muy bien las cosas del Espíritu, pero a menudo descuidamos las cosas del cuerpo, las cosas del alma y las cosas del corazón”, señaló.

“Vamos a hacer el viaje, vamos a caminar a través de algunas conversaciones difíciles y algunos descubrimientos difíciles. Pero hagámoslo para sanar para que puedas convertirte en la mejor versión posible de ti mismo y de esa manera glorificar al Señor de una manera más grande”, aconsejó.

“Estoy convencida de decirle al mundo que la salud mental es una cosa. ¿Queremos hablar de pandemia? La mayor pandemia de nuestra generación es la falta de salud mental, ¡especialmente en la Iglesia!”, enfatizó sobre como el problema afecta a muchas personas, incluso creyentes.

“Las estadísticas de suicidio pastoral son inaceptables cuando tenemos esperanza en Jesucristo. Así que tengo la misión de decirle a la gente, a todos los que escuchen, que hay una salida, hay un camino y el Señor nos ayuda. Solo tenemos que hacer el viaje”, finalizó.

Si usted está pasando por una situación similar, sepa que el suicidio causado por estrés, ansiedad o depresión no es la manera correcta de afrontarlos y de erradicarlos de las mentes, almas y corazones; dice en la palabra de Dios que entreguemos todo este tipo de sentimientos a Él, puesto que siendo un Padre bueno, Él tiene cuidado de nosotros.

Usted no está sólo, Dios está con usted.