Tomalo Radio

6 CONSEJOS PARA VENCER LA PEREZA

Muchas veces podemos llegar a sentir poco ánimo, sin ganas de trabajar, debilidad o lentitud al realizar algunas actividades cotidianas.

Como resultado postergamos o dejamos de hacer tareas importantes, esto a su vez tiene que ver con la falta de motivación, la poca claridad de objetivos o la inexistencia de resultados.

Hoy queremos compartir contigo algunos consejos para vencer la pereza y empezar a hacer más productivo:

1.- Empieza el día buscando Dios y meditando en su Palabra:

Es beneficioso iniciar el día leyendo algunos pasajes de la Biblia que te recuerden que del Señor viene tu fortaleza y que bendice a quienes en Él confían. Si sientes que amaneces cargado y sin ganas de levantarte, busca la presencia del Señor en oración; “Él da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”. Isaías 40:29

2.- Mantén tu entorno limpio y organizado:

Si queremos trabajar tranquilos y ser más productivos necesitamos mantener todo en orden y organizado, ya que el desorden propicia caos y estrés. Si es posible antes de terminar tu trabajo deja todo organizado para el otro día, esto además te ahorrará mucho tiempo.

3.- Crea una lista de tareas pendientes:

Es común que a veces se junten las tareas pendientes, por eso coloca cerca una lista de las tareas pendientes y no las guardes solo en tu mente, ya que alguna se te podría olvidar. Mantén a mano una agenda donde puedas ir chequeando los pendientes del día.

4.- Pon en prioridad las tareas más importantes:

Si no queremos procrastinar, debemos priorizar las tareas más importantes y evitar caer en el error de querer hacer todas al mismo tiempo, esto solo traería desánimo y ganas de dejar todo como está.

5.- Visualiza el resultado que quieres obtener:

Recuerda que eso que siembras también cosecharas. Según sea la obra la obra de tus manos será tu recompensa; imagina todo lo que puedes lograr si te esfuerzas en aquello que te has propuesto. Al visualizar el resultado te animarás y vencerás toda pereza que quiera estacionarse en tu vida.

6.- Aleja toda distracción:

Aparta todo aquello que pueda distraerte, muchas veces dejamos tareas inconclusas por prestar atención a cosas que no necesitamos para ser productivos. Pide a Dios que aleje toda distracción y te permita cumplir con el plan que desde un principio te has trazado.

“El alma del perezoso desea, y nada alcanza; mas el alma de los diligentes será prosperada”. Proverbios 13:4 RVR1960